Desokupación en Viviendas de Inmobiliarias

Desokupación en inmuebles de inmobiliarias

¡Un Desafío Legal y Social!

La desokupación de viviendas de inmobiliarias es un tema que ha ganado relevancia en los últimos años. 

A medida que el mercado inmobiliario se expande y la demanda de viviendas aumenta, surgen desafíos legales y sociales relacionados con la ocupación ilegal de propiedades pertenecientes a empresas inmobiliarias.

¿Qué es la desokupación de viviendas de inmobiliarias?

Cuando hablamos de la » desokupación » de viviendas de inmobiliarias nos referimos al proceso de desalojar a individuos que han ocupado ilegalmente propiedades pertenecientes a una empresa del sector inmobiliario. 

Esta ocupación ilegal puede ser realizada por personas que buscan vivienda sin pagar el alquiler correspondiente o que, en algunos casos, utilizan estas propiedades con fines ilícitos. La desokupación implica la recuperación de la propiedad por parte de la inmobiliaria o el propietario legal.

Gestionamos y llevamos a cabo todo el proceso desde el inicio hasta conseguir el 100% del retorno de la propiedad a la empresa o responsable de ese dicho inmueble.

Medidas legales en la desocupación

La desocupación de viviendas de inmobiliarias es compleja y más en cuestiones legales. En España cómo en muchos países, la ley otorga ciertas protecciones a los ocupantes, lo que puede dificultar la expulsión rápida y efectiva. Los procesos legales varían según la jurisdicción, pero generalmente incluyen notificaciones legales, demandas judiciales y la participación de las autoridades competentes.

Contamos con un equipo de expertos en desocupar inmuebles de inmobiliarias y conseguir en tiempo record un desalojo, con procedimientos legales rigurosos al desokupar una vivienda.

Contactar con expertos en desocupar inmuebles de inmobiliarias


5 Estrategias para evitar la ocupación

  1. Mantenimiento y vigilancia regular: Realizar un mantenimiento regular de la propiedad y mantenerla en buen estado puede disuadir a posibles ocupantes ilegales. Una propiedad bien cuidada demuestra que está habitada y supervisada. Además, considera instalar sistemas de seguridad como cámaras de vigilancia y alarmas que pueden alertarte de actividad no autorizada.

  2. Alquiler seguro y transparente: Asegúrate de que tus procesos de alquiler sean seguros y transparentes. Realiza verificaciones exhaustivas de antecedentes y solvencia financiera de los posibles inquilinos. Establece contratos de arrendamiento claros y bien redactados que describan los derechos y responsabilidades tanto del propietario como del inquilino. También, establece políticas de pago y notificaciones claras en caso de retrasos.

  3. Mantenimiento de una presencia activa: Estar activamente involucrado en la propiedad y la comunidad puede ser un elemento disuasorio. Mantén una relación abierta y comunicativa con tus inquilinos, respondiendo rápidamente a sus necesidades y preocupaciones. Esto puede fomentar un ambiente positivo y prevenir conflictos que puedan dar lugar a la ocupación ilegal.

  4. Propiedad ocupada y visibilidad: Si tienes una propiedad vacía por un período prolongado, considera ocuparla temporalmente o utilizarla con fines legítimos, como el almacenamiento. Una propiedad ocupada es menos propensa a ser ocupada ilegalmente, ya que es más probable que llame la atención de las autoridades y la comunidad.

  5. Educación y conocimiento legal: Educa a tus inquilinos y a ti mismo sobre las leyes locales relacionadas con el arrendamiento y la ocupación ilegal. Conoce tus derechos y obligaciones como propietario y asegúrate de que los inquilinos también los comprendan. Esto puede ayudar a prevenir malentendidos y conflictos que puedan llevar a ocupaciones ilegales.

Si tienes una vivienda actualmente ocupada y necesitas un desalojo de la misma, no dudes en contactar con nosotros y te asesoramos en el proceso de la desocupación y la garantía de un trámite totalmente legal para que puedas obtener tu vivienda de nuevo para que puedas disfrutarla.